Entre los 11 y 13 años se comienzan la mayoría de los tratamientos en la adolescencia. Si no existen problemas o alteraciones en las bases óseas de los dientes (ya sea mandíbula pequeña, grande, o asimétrica, maxilar comprimido, etc), podremos esperar a estas edades para comenzar el tratamiento. En estos otros casos es recomendable comenzar una 1ª fase de tratamiento a temprana edad.

Los Brackets, son desde hace años la técnica de ortodoncia más efectiva y común.  Se han ido mejorando sus cualidades para poder ofrecer unos resultados óptimos y predecibles. A pesar de que existen otras técnicas más modernas y estética hay que decir que se sigue utilizando a día de hoy y lo cierto es que no es de extrañar si tenemos en cuenta que nos propone unos resultados excelentes así como también presenta algunas interesantes novedades como la posibilidad de elegir gomas de colores para el proceso, una opción que convierte esta técnica en un proceso más ameno y divertido para los niños.